“Tenemos que evitar hablar de una generación perdida en educación”

(10/10/2021)

Fernando Reimers, profesor del programa de Política Educativa Internacional y director de la Iniciativa Global de Innovación en Educación de la U. de Harvard, advierte que si no se toman las medidas pertinentes podríamos estar a las puertas de la mayor calamidad educativa. Sugiere una serie de estrategias educativas para enseñar durante y después de la pandemia.

Las cifras que han dejado estos 18 meses en los que las escuelas han permanecido cerradas son aterradoras. Según la Unesco, cerca de 131 millones de alumnos han perdido tres cuartas partes de su aprendizaje presencial y, a pesar de esa pérdida, alrededor del 27 % de los países siguen teniendo los colegios total o parcialmente cerrados, como es el caso de Colombia donde solo 7’070.145 estudiantes han regresado a clases, de acuerdo con el Observatorio de Gestión Educativa de la Fundación Empresarios por la Educación. Además Unicef señala que los niños y niñas han perdido 1,8 billones de horas de aprendizaje presencial.

A pesar de que las cifras son alarmantes, para Fernando Reimers, profesor del programa de Política Educativa Internacional y director de la Iniciativa Global de Innovación en Educación de la Universidad de Harvard, es incorrecto hablar de que esta es una generación perdida. Pero advierte que si no se toman las medidas pertinentes podríamos estar “a las puertas de la mayor calamidad educativa en la historia de la humanidad desde que existe la escuela pública y eso significa que en muchísimos países hay un riesgo real de retroceder diez o veinte años.

“Tenemos que evitar hablar de una generación perdida en educación”

Fernando Reimers, profesor del programa de Política Educativa Internacional y director de la Iniciativa Global de Innovación en Educación de la U. de Harvard, advierte que si no se toman las medidas pertinentes podríamos estar a las puertas de la mayor calamidad educativa. Sugiere una serie de estrategias educativas para enseñar durante y después de la pandemia.
Paula Casas Mogollón

Paula Casas Mogollón

Redactor Vivir
Fernando Reimers integra la Comisión sobre el Futuro de la Educación de la UNESCO.
Fernando Reimers integra la Comisión sobre el Futuro de la Educación de la UNESCO.
Elio Pajares Ruiz – Harvard

Las cifras que han dejado estos 18 meses en los que las escuelas han permanecido cerradas son aterradoras. Según la Unesco, cerca de 131 millones de alumnos han perdido tres cuartas partes de su aprendizaje presencial y, a pesar de esa pérdida, alrededor del 27 % de los países siguen teniendo los colegios total o parcialmente cerrados, como es el caso de Colombia donde solo 7’070.145 estudiantes han regresado a clases, de acuerdo con el Observatorio de Gestión Educativa de la Fundación Empresarios por la Educación. Además Unicef señala que los niños y niñas han perdido 1,8 billones de horas de aprendizaje presencial. (Lea: 22.000 niños dejaron de recibir educación preescolar en pandemia)

A pesar de que las cifras son alarmantes, para Fernando Reimers, profesor del programa de Política Educativa Internacional y director de la Iniciativa Global de Innovación en Educación de la Universidad de Harvard, es incorrecto hablar de que esta es una generación perdida. Pero advierte que si no se toman las medidas pertinentes podríamos estar “a las puertas de la mayor calamidad educativa en la historia de la humanidad desde que existe la escuela pública y eso significa que en muchísimos países hay un riesgo real de retroceder diez o veinte años”.

Para evitar un retroceso mayor, Reimers, quien nació en Venezuela e integra la Comisión sobre el Futuro de la Educación de la Unesco, le apuesta a un renacer educativo. Recientemente publicó una investigación en la que sugiere una serie de estrategias educativas para enseñar durante y después de la pandemia. “Una de ellas es evaluar dónde están los estudiantes, entender cómo se ha modificado su contexto con las necesidades que han creado estos cambios y conocer su bienestar. Sin hacer ese diagnóstico y el suponer que están como hace 18 meses va a hacer que no les enseñemos bien, que no los apoyemos adecuadamente”, dice.

Reimers destaca la labor de los maestros y directivos quienes crearon diferentes herramientas para poder enseñar de forma remota. En el caso de Colombia, resalta el plan de la Secretaría de Educación de Bogotá, en el que participaron el 100 % de los colegios públicos y que consistía en la entrega de guías para los diferentes niveles educativos, una franja televisiva con el Canal Capital y emisiones radiales. Confiesa que el país tiene “una situación enredada, porque tienen una elección presidencial y a la gente le encanta hacer política con la educación”, pero reitera que debemos hacer un enorme esfuerzo para que no terminemos siendo “un país mucho peor educado de lo que éramos antes de la pandemia”.

Fuente: Noticias El Espectador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *