Personal de salud venezolano afronta la pandemia con síntomas de depresión y ansiedad

(07/10/2020)

  • Las condiciones de vida y laborales de los trabajadores de hospitales en Venezuela afectan su capacidad para llevar la lucha contra el coronavirus. Foto: Getty Images

La salud mental del personal hospitalario venezolano debe lidiar con los efectos devastadores de la pandemia por covid-19. Aunque médicos y enfermeros en todo el mundo viven con miedo a contagiarse, el hecho de que Venezuela transite por una crisis humanitaria compleja hace que la presión en los trabajadores sanitarios sea insostenible.

Estos factores causaron preocupación en la organización no gubernamental (ONG) Médicos Unidos de Venezuela, por lo que varios de sus miembros decidieron estudiar el estado emocional de sus colegas.

El estudio duró alrededor de un mes, en el que se distribuyeron encuestas a médicos, enfermeros, obreros y otros trabajadores esenciales del sector salud. Posteriormente, la ONG procesó los datos de 1.265 encuestados, de los que  72,64% manifestaron al menos un síntoma de ansiedad y 73,07% mostró señales de depresión.

Antes de la pandemia ya había un aumento sostenido de depresión y ansiedad en todo el mundo y esto tenía que ver con las condiciones en las que viven las personas. Si analizamos esto en Venezuela vemos que los niveles de ansiedad y depresión de la población son más elevados”, señaló Carlos Tineo, psiquiatra y director de Médicos Unidos del estado Sucre, en exclusiva para El Diario.

Las cifras 

De los encuestados, 838 son médicos; 180, enfermeros; 101, odontólogos; 47, bioanalistas; 46, personal administrativo y 53, trabajadores de otras áreas de la salud

Durante el estudio, 76.6% de los bioanalistas , 72,78% de los enfermeros, 72,64% de los médicos y 70,50% de los odontólogos reportaron algún síntoma de ansiedad.

73, 52% de los médicos manifestó señales de depresión, seguidos de 73% de los odontólogos, 72% de los bioanalistas y 70,95% de los enfermeros.

Con respecto a la relación entre la edad y la presencia de síntomas, la encuesta arrojó que el personal de salud de 25 a 45 años de edad registra síntomas depresivos de alta intensidad. Por otra parte, los trabajadores de 45 a 60 años de edad suelen presentar más síntomas depresivos, pero de menor intensidad.

Intensidad de síntomas depresivos

17,79%

Severos

30,83%

Moderados

24,43%

Leves

El psiquiatra Carlos Tineo advirtió que el personal de salud joven, la mayoría recién graduados de la universidad, están propensos a presentar cuadros graves de depresión, de acuerdo con los resultados del estudio.

El especialista explicó que la encuesta se realizó con la escala de Beck, un cuestionario de 21 preguntas de opción múltiple que fue creado por Aaron T. Beckpsiquiatra  y fundador de la Terapia Cognitiva. Esta prueba permite medir la severidad de una depresión.

Tineo aclaró que el cuestionario no permite hacer un diagnóstico, pero sí refleja que la población con depresión moderada y severa requiere una intervención psiquiátrica.

Otro indicador que logró monitorear la encuesta fue que los síntomas de depresión y ansiedad moderada son más frecuentes en mujeres que en hombres. Sin embargo, la depresión severa fue manifestada por más hombres, mientras que la ansiedad severa predomina en mujeres.

Intensidad de síntomas de ansiedad

9,34%

Severos

40,62%

Moderados

24,43%

Leves

Los trabajadores de otras áreas de salud, a pesar de no tener contacto directo con pacientes con covid-19, registraron cifras más elevadas de depresión moderada que el promedio arrojado en las cifras anteriores.

30,61% de estos trabajadores reportaron depresión leve, 36,63% registró síntomas moderados y 12,24% presentó señales de depresión severa.

¿Qué implican estos resultados?

El psiquiatra Carlos Tineo detalló que a los encuestados se les preguntó si presentaban síntomas como intranquilidad, trastornos del sueño y pensamientos de angustia para evaluar los niveles de ansiedad.

Además, se consultó la frecuencia con la que sentían tristeza y pérdida de interés por actividades cotidianas para determinar la severidad de la depresión.

Foto: Getty Images

Estos trabajadores viven en un país (Venezuela) donde el sueldo no les alcanza, no consiguen los alimentos y los servicios no funcionan, lo que significa que están en un nivel muy elevado de estrés. Si a eso le agregamos el factor de la pandemia y las pésimas condiciones en las que trabajan quiere decir que hay una gran preocupación en nuestro personal de salud”, indicó Tineo.

El especialista añadió que los trabajadores que tienen contacto con los pacientes con coronavirus también temen por su salud y la de sus familiares. Destacó que la tasa de mortalidad de personal hospitalario por covid-19 en Venezuela es la más alta de Latinoamérica.

Personal de salud fallecido

213

hasta el 7 de octubre de 2020

Tineo advirtió que los trabajadores de la salud con cuadros de depresión y ansiedad moderados y severos están discapacitados mentalmente para cumplir sus funciones laborales.

“Esto es un riesgo muy grande porque significa que algunos de estos profesionales no están en la capacidad de atender una población que se debe tratar con tanto cuidado como los pacientes con covid-19. También esto afecta su desenvolvimiento diario y sus relaciones personales y laborales”, aseguró

El especialista insistió en que a esta población con síntomas de ansiedad y depresión debe recibir acompañamiento psiquiátrico para evitar que los casos graves lleguen a consecuencias fatales.

Hay un tema grave con respecto a la depresión, su complicación más importante es el suicidio. Se estima que 30% de la población con depresión termina intentando o cometiendo suicidio y en Venezuela esta tasa ha crecido de una forma alarmante”, señaló Tineo.

Momento de actuar 

Carlos Tineo sugirió que la atención psiquiátrica para el personal de salud en la primera línea de la pandemia debería ser una política de Estado, que pueda lograr una cobertura completa en todo los rincones del país.

No obstante, el psiquiatra aclaró que mientras eso no suceda la ONG Médicos Unidos de Venezuela tomará las medidas necesarias para hacer llegar esa atención a quienes respondieron las encuestas.

En Venezuela es difícil pensar que esta atención la proporcione el Estado, pero ya nosotros estamos evaluando y desarrollando propuestas con otras organizaciones para atender a esta población que está en crisis”, informó el especialista.
La incertidumbre que rodea la pandemia hace que la salud mental de quienes luchan contra el coronavirus sea cada día más vulnerable. El estudio realizado por Médicos Unidos revela que el personal hospitalario venezolano no está exento de esta consecuencia que ha dejado el covid-19 en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *