La epidemia de dengue avanza en paralelo con el covid-19 en Venezuela

(23/09/2020)

n Venezuela se mueve una epidemia silenciosa a la sombra del covid-19. Los brotes de dengue, zika y chikunguña no son nuevos en el país, pero ante la crisis que ha generado el coronavirus en el sistema de salud nacional, la atención de estos casos quedó en segundo plano.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha registrado 2.002.712 casos de dengue en América en los que va del año 2020. 5.019 de esos casos corresponden a Venezuela.

Actualmente la región tiene varios problemas de salud importantes. Estamos lidiando con la pandemia del coronavirus y también le hacemos frente a una epidemia de dengue. En Venezuela sabemos que hay circulación de dengue gracias a los organismos internacionales, porque no tenemos registros vigentes de boletines epidemiológicos desde hace cuatro años”, dijo Luis Echezuría, médico infectólogo, en exclusiva para El Diario.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Higiene, otras enfermedades virales como la influenza y la parainfluenza también rondan en el país. A pesar de que las instituciones nacionales y regionales están al tanto de estas situaciones, es muy difícil destinar esfuerzos y recursos suficientes para enfrentar todo al mismo tiempo.

¿Cómo se transmite el dengue?

El mosquito aedes aegypti es el transmisor de los virus de dengue, zika y chikunguña. Esta especie también es conocida como “patas blancas”, debido a que sus extremidades tienen marcas de color blanco.

Durante la temporada de lluvias es común la aparición de estos mosquitos que hacen criaderos en lugares con agua almacenada.

La epidemia de dengue que avanza en Venezuela en paralelo con el covid-19
Foto: Texas Medical Center

La ausencia del servicio de agua en los hogares venezolanos se ha convertido en un factor de riesgo para la aparición de estos insectos. Esto se debe a que las familias deben recoger el líquido en envases de todo tipo, que quedan almacenados por tiempo indefinido.

En estos casos se recomienda a las personas almacenar el agua de la mejor manera, siempre tapada y procurar renovarla cada cinco o siete días si es posible. También es importante la limpieza constante de los espacios externos al hogar, donde puede haber objetos de plástico o caucho donde se acumula agua de lluvia”, explicó el infectólogo Luis Echezuria.

Diferencias entre el dengue y el covid-19

Aunque ambas son enfermedades virales, el dengue y el covid-19 tienen una serie de diferencias que son claves en la detección y diagnóstico de cada una.

La transmisión del dengue solo es posible por la picadura del mosquito aedes aegypti, mientras que el coronavirus puede entrar al cuerpo humano por vía aérea al hacer contacto con nariz, boca, ojos u oídos.

La diferencia más evidente con respecto a los síntomas es que el dengue no afecta al sistema respiratorio, como sí lo hace el coronavirus. Aunque en una etapa inicial podrían confundirse algunas dolencias”, detalló el especialista.

Fiebre y dolores musculares son los síntomas comunes de ambas infecciones virales, aunque el coronavirus tiene toda una serie de características que afectan a varias zonas del cuerpo. La pérdida de olfato y gusto es una de las señales más particulares y frecuentes del covid-19.

Echezuría advirtió que, en el contexto actual, cualquier paciente con fiebre y dolor muscular por más de tres días es sospechoso de coronavirus hasta que se demuestre lo contrario. Para lograr ese diagnóstico diferencial el personal médico tratante podría apoyarse de una evaluación física, exámenes de laboratorio o rayos X.

La epidemia de dengue que avanza en Venezuela en paralelo con el covid-19
Virus del dengue | Ilustración: Girish Khera, animador científico.

Si los síntomas son leves, el médico recomienda no acudir a un centro de salud, sino buscar apoyo con médicos por vía telefónica o a través de la telemedicina. Esta consulta precoz podría evitar el deterioro del paciente.

“No es seguro ir a un servicio de salud porque estos espacios son donde se corre mayor riesgo de contagio por coronavirus. Si una persona con dengue va a un hospital y allí contrae covid-19 podría ser algo muy grave, especialmente si tiene otro factor de riesgo como hipertensión, por ejemplo”, señaló Echezuría.

Daño colateral 

La crisis global que produjo el covid-19 ha afectado muchos aspectos de la vida. La economía, la política y la educación son algunos de los sectores vulnerados, pero las consecuencias más graves se ven reflejadas en los sistemas de salud de todo el mundo.

Luis Echezuria explicó que los sistemas sanitarios están casi 100% enfocados en frenar el avance del coronavirus, por lo que cada día se hace más difícil atender consultas o emergencias comunes, a esta consecuencia la denominó “daño colateral”.

Cuando vas a un centro de salud te consigues con que todas las camas están ocupadas por pacientes con coronavirus y eso hace más complicado atender complicaciones por dengue, infartos, casos de apendicitis e incluso los partos”, agregó el especialista.

Echezuría aclaró que este problema no es exclusivo de Venezuela, debido a que los países en desarrollo no pueden destinar recursos humanos y financieros a dos problemas de salud en paralelo.

El especialista hizo énfasis en que la región se ha visto en la necesidad de pedir recursos externos para combatir la pandemia por covid-19. En Venezuela todavía existe la escasez de equipos de protección para el personal de salud, lo que ha causado el contagio y la muerte de 187 trabajadores sanitarios.

Ante este escenario, el infectólogo recomendó no bajar la guardia y tomar todas las medidas preventivas. Aseguró que ningún ministerio de salud está preparado para abordar varias epidemias solo, por lo que es necesario el apoyo de toda la sociedad civil y así minimizar el impacto que pueda tener esta crisis en Venezuela.

Fuente: Noticias El Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *