Desde la ACNUR aseguran que en 2020 los refugiados venezolanos serán más que los sirios

(27/11/2019)

La situación de estallido latinoamericano no solo se relaciona directamente con efectos políticos, sociales internos y económicos, sino que también tiene su impacto en los flujos migratorios alrededor de la región. Tal como cuando comenzó la crisis social en Venezuela, que fue la primera y más fuerte y que todavía continúa profundizandose, ocurrirá en otros países de América Latina, tal vez con mayor o menor impacto. De acuerdo a lo que el ex vice presidente de Guatemala y actual representante en Venezuela de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Eduardo Stein, para 2020 el número de migrantes venezolanos será mayor a los que salieron de Siria desde 2014.

Refugiados venezolanos

Cuando desde el diario español, El País, se le preguntó a Eduardo Stein, el actual representante en Venezuela de la Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR), sobre los flujos migratorios alrededor del mundo, y más especificamente en América Latina, el mismo aseguró que estos fenómenos recién comenzaban y que el traslado de personas a través del globo será constante y cada vez mayor. Esto claro no solo se debe a las crisis políticas, sociales o económicas que existen en los distintos países, sino que también hay muchos que aseguran que el cambio climático será otra de las razones claves para hacer mover a las personas de su tierra natal.

Según la ACNUR, hasta 2019, 4.5 millones de personas salieron de Venezuela con destino a distintos países, muchos latinoamericanos, otros a Estados Unidos o algún destino más alejado como puede ser cualquier país de Europa. Aunque claro la mayoría se refugió en Colombia, teniendo en cuenta que es el país vecino y en consecuencia fácil de llegar sin necesidad de tomar un avión. Muchos testimonios venezolanos aseguran que dejaron su país o a pie o en auto. Al igual que sucedió en Europa desde aproximadamente el año 2014, cuando estalló la guerra en Siria y comenzó el mayor movimiento de personas de los últimos años, sucederá en América Latina en un futuro.

De acuerdo a lo que explica Stein, el también ex vice presidente de Guatemala, la crisis de Venezuela fue y es tan grande que seguirá expulsando gente del país, tanto que para el año 2020 se calcula que supere la cantidad de personas movilizadas que causó la guerra en Siria. Serán 6.4 millones los venezolanos desplazados en un año. A su vez el comisionado de la ONU también explica que desde el punto de vista de la organización, la mayoría de los que migraron, comenzarán a construir una vida en el país que eligeron como destino y dejarían atrás la opción de regresar a Venezuela.

“América Latina está experimentando el mayor flujo migratorio forzado de toda su historia, ni en los periodos de las guerras de independencia, ni en tragedias de desastres naturales, hemos enfrentado un fenómeno de este tamaño”, explicó el representante de ACNUR para luego explicar que si bien todos los países de la región recibieron las noticias y a los migrantes con los brazos abiertos en un principio, tal vez no sea para siempre así ya que enfrentar una crisis migratoria de estas magnitudes no es simple. En tanto, el dictador Nicolás Maduro niega que las personas abandonen Venezuela por la crisis social y económica.

Otro de las problemáticas para tener en cuenta y que fue un tema de conversación en Argentina es el trabajo insalubre e ilegal al que están obligado los refugiados. Es así que en Argentina muchos de los venezolanos que llegaron trabajan en empresas de comida rápida y entregas como puede ser Rappi o Pedidos Ya. Sin embargo, en el caso de Argentina, y tal como explica Stein, el país “ocupó casi inmediatamente cerca de mil ingenieros de petróleo que salieron de Petróleos de Venezuela, Sociedad Anónima (PDVSA).

Esto se relaciona directamente con el costo de un flujo migratorio de estas características que se vio reflejado por ejemplo en la crisis migratoria en Europa, ya que cuando llegaban miles de personas a diario desde Medio Oriente o el norte de África, muchos cerraban sus puertas con la excusa de que alojar a millones de migrantes era un costo muy alto para el país. Si bien esto es cierto, muchos países europeos decidieron abrir sus puertas de todas formas.

En América Latina, de acuerdo a lo que explican desde la ACNUR, se intentó hacer un plan de refugiados entre todos los gobiernos. “Se llegó a una cifra de 732 millones de dólares para 2019, de lo cual se ha logrado recaudar un 52% a la fecha. Pero el flujo de gente es indetenible y cada vez sale más gente en condiciones de precariedad extrema”, aseguró Stein al diario español.

Fuente: Noticias Urgente 24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *