Cáritas Venezuela: “Los pobres no pueden esperar”

(16/11/2020)

En la Jornada Mundial de los pobres, que se celebra el próximo domingo, la Iglesia de Venezuela se pone “manos a la obra” para acompañar, cooperar y compartir con los pobres que hoy afecta a casi un 80 por ciento de la población.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

“En la actualidad la pobreza en Venezuela azota a más del 80 por ciento de la población, 53% de los hogares no puede adquirir los alimentos esenciales, el salario mínimo es de apenas dos dólares al mes, frente a la inflación más alta del mundo”. Esta es la situación planteada por Cáritas Venezuela al presentar la Jornada Mundial de los Pobres, que se celebra el próximo domingo, 15 de noviembre, instituida por el Papa Francisco y que este año lleva por lema: “Tiende la mano al pobre”.

Los pobres luchan cada día por sobrevivir

Venezuela atraviesa una grave crisis humanitaria que ha deteriorado la calidad de vida de la gran mayoría de los venezolanos. “Hay mucho sufrimiento. Los pobres luchan día a día por sobrevivir en medio de grandes calamidades a través de cualquier hecho de solidaridad”. Así se lee en el subsidio presentado por la Cáritas Venezuela para acompañar esta jornada. Se trata de la primera de una serie de Cartillas Didácticas que bajo el nombre “Haz el bien”, trazarán una ruta formativa, que inicia con la Jornada Mundial de los Pobres 2020 y terminará en la Solemnidad de Pentecostés en el 2021.

Según el Monitoreo Centinela de la Desnutrición Infantil y la Seguridad Alimentaria Familiar de Cáritas, abril-julio 2020 – refiere una nota en el portal del episcopado – se refleja un incremento del 73% en los niveles de desnutrición aguda en menores de 5 años. El boletín epidemiológico Cáritas identificó un mayor número de pacientes con patologías crónicas descompensadas debido a la falta de monitoreo rutinario en los servicios de salud, suspensión o cumplimiento irregular de tratamientos por falta de sus medicinas.

La pandemia en Venezuela

Un panorama desolador que se hace más evidente por la pandemia del COVID-19, que ha azotado a la humanidad y que en Venezuela se ha traducido en miles de ciudadanos contagiados y decenas de fallecidos.

“El confinamiento, las medidas de distanciamiento social, la suspensión de las actividades laborales y escolares, junto con el cierre de nuestros templos, nos obligaron a encerrarnos, a separarnos físicamente y a reconfigurar nuestra vida.

En toda esta situación los más vulnerables han sido los pobres, quienes se han debatido entre quedarse en casa y morir de hambre o salir a trabajar arriesgándose a contraer el virus”, se lee en el documento Cáritas.

En medio de este contexto adverso, la Jornada Mundial de los Pobres de este año invita a vivir la fraternidad con el gesto concreto de “tender la mano”  que como dice el Papa Francisco es un signo que recuerda inmediatamente la proximidad, la solidaridad, el amor.

Compartir la Eucaristía, compartir la Mesa

De allí que para celebrar la jornada, Caritas Venezuela hace una serie de recomendaciones para organizar la jornada en cada parroquia, comunidad eclesial, institución educativa o movimiento de apostolado: Compartir la Eucaristía, invitando a los pobres y a los voluntarios a participar juntos en la Misa del  domingo 15 de noviembre y Compartir la Mesa, invitando a los pobres que viven en cada vecindario o comunidad a compartir juntos un almuerzo, una merienda o una cena.

Además, Visitar obras de Misericordia en ancianatos, comedores populares, hospitales, orfanatos, leprosorios, casas de migrantes, centros de atención para personas con discapacidad, entre otros; Promover procesos de Promoción Humana y Desarrollo Integral poniendo la mirada más allá del nivel asistencial, con programas de organización comunitaria, cooperativas, microempresas, comités de salud, programas de capacitación para el trabajo, centros de asesoría jurídica, entre otras; y por último, Fortalecer  las Cáritas Parroquiales y Diocesanas porque “vivir la caridad es responsabilidad y misión de toda la Iglesia”.

 Dr. José Gregorio  Hernández: próximo beato

“No podemos olvidar que para los cristianos el pobre más allá de una categoría socio económica es lugar teológico donde debemos encontrarnos con el Señor y servirle”, recuerda Cáritas Venezuela. Y su invitación es difundir desde la web y redes sociales el mensaje de esta jornada visibilizando así las realidades de pobreza presentes en el entorno, sustancialmente aquellas que quizá “no se ven” por la cuarentena colectiva o por el haberse la costumbre de convivir con ellas.

Por último, la Jornada Mundial de los Pobres en Venezuela se quiere vivir unidos en torno a la figura del próximo beato, el Dr. José Gregorio  Hernández, en la reconstrucción del país, siendo hombres y mujeres nuevos, gestores de una nueva sociedad.

Fuente: Noticias CARITAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *