Cáritas Venezuela: Desnutrición en el país aumentó a 17,6 % en abril

(17/08/2020)

La organización de promoción y asistencia de la Iglesia Católica que fomenta la caridad y está al servicio de los más pobres y de sus comunidades cristianas, Cáritas de Venezuela, afirmó que la desnutrición en el país se ha incrementado a partir de abril, pasó de 8,9 % a 17, 6 %, de acuerdo a un monitoreo realizado por centros centinelas en más de 20 estados.

Janeth Márquez, directora de la organización, en una entrevista al circuito radial, Unión Radio, aseguró que el primer problema de los ciudadanos es el alimento, «no tienen cómo llevar comida a casa, ni cómo hacer una dieta balanceada»; a pesar de que en enero y febrero hubo mejoría por algunas ayudas económicas, la cifra comienza a subir, a raíz de la pandemia de covid-19 y sus implicaciones.

«En una media, tenemos zonas como Zulia, Yaracuy, Falcón, que el número sobrepasa 22 %, la gente no tiene alimentos y comienzan a verse las consecuencias», expresó.

Márquez mostró su preocupación por el incremento considerable de casos de covid-19 en el país que agrava la situación de desnutrición en el país, además aboga por que se permita la entrada a la nación del Programa Mundial de Alimentos, aunado a nuevas políticas públicas del Estado para sincerar los programas sociales, y se adaptan a las necesidades.

«El objetivo es buscar mecanismos de articulación para la distribución de alimentos entre las diversas instancias del Estado con instituciones y organismos internacionales», concluyó.

Cuarto lugar de inseguridad alimentaria

La situación sigue empeorando como indica la organización, luego de que según el “Reporte Global sobre Crisis Alimentarias 2020” publicado en abril de 2020 por la “Red Global contra las Crisis alimentarias” y la “Red de Información sobre Seguridad Alimentaria” (FSIN, por sus siglas en inglés), ubicara a Venezuela entre los primeros cuatro países del mundo con inseguridad alimentaria.

Los datos presentados en esta edición corresponden al 2019, donde Venezuela fue clasificado como un país en “emergencia”, caracterizado por grandes brechas en el consumo de alimentos y como consecuencia, desnutrición y muerte. En este escenario se requieren acciones para salvar vidas y medios de vida. De lo contrario, pasará a la fase de “catástrofe”.

Venezuela ocupa el cuarto lugar después de Yemen, República Democrática del Congo y Afganistán.

Según este reporte, 26,3 millones de los venezolanos presentaron algún grado de inseguridad alimentaria en 2019. De estos, 9,3 millones la presentó en sus formas moderada y severa, y 17 millones en su forma marginal.

El reporte también incluye datos sobre venezolanos migrantes que residen en Ecuador y Colombia.  En este caso la cifra alcanzó a 1,2 millones con inseguridad alimentaria moderada y severa y 765.000 con inseguridad alimentaria marginal.

«Perfil nutricional se asemeja a países de África»

Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI), presentada por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) levantada entre noviembre de 2019 y marzo de 2020, con una cobertura ampliada de la muestra a 16.920 hogares a  nivel nacional, reveló que Venezuela ha adquirido condiciones más propias de países de Centroamérica, el Caribe y África en materia de pobreza y desnutrición.

El director del Proyecto Pobreza de la UCAB, sociólogo Luis Pedro España, el 7 de julio, en una presentación telemática sobre la ENCOVI, aseveró que “nunca había existido en Venezuela este nivel de pobreza”. De acuerdo con el informe, 96 % de los hogares encuestados presenta pobreza de ingreso, 54 % califica en el renglón de pobreza reciente y 41 % en pobreza crónica.

Según la ENCOVI 2019-2020, apenas 3 % de los hogares venezolanos no tiene ningún tipo de inseguridad alimentaria, mientras que 74 % presenta inseguridad alimentaria moderada y severa,

“Los niveles nutricionales de los niños menores de 5 años se comparan con los de los países más pobres del mundo”, dijo Luis Pedro España. Un 30% (639 mil) de los infantes menores de 5 años presenta desnutrición crónica (por talla o estatura) y 8% (166 mil) presenta desnutrición global por indicador peso/edad.

Por último, dijo que producto de las restricciones a la movilidad impuestas desde mediados de marzo por el Decreto de Estado de Alarma ante la COVID-19 y la falta de gasolina, la pérdida de empleo aumentó en 6.9 puntos porcentuales a nivel nacional. Asimismo, hasta 43% de los hogares reportó imposibilidad de trabajar o pérdida de ingresos. En el caso de los hogares más pobres, estos efectos alcanzaron al 52,6%. Un 70% de los hogares señaló a la cuarentena como causa del encarecimiento de los alimentos.

Fuente: Noticias Analitica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *