Equidad de género y cambio climático, prioridades en ONU

La Habana, (Prensa Latina) Entre los temas más importantes en la agenda de la ONU sobresalen el empoderamiento de la mujer, los retos para enfrentar el cambio climático y los avances en el cumplimiento de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

 

Sobre estos tópicos, Prensa Latina obtuvo detalles mediante declaraciones exclusivas de la presidenta de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), María Fernanda Espinosa, quien realizó una visita oficial a Cuba del 3 al 6 de abril.

A criterio de Espinosa, si bien ha habido avances en temas referidos al empoderamiento de la mujer en el planeta, todavía queda mucho por hacer.

Hemos visto progresos y ganado muchos espacios, sino quizás yo no estaría acá pues soy apenas la cuarta mujer en 73 años de vida de la ONU en presidir su Asamblea General, y la primera de América Latina y el Caribe, expresó la excanciller ecuatoriana.

De acuerdo con la alta funcionaria, es notable el progreso en temas de igualdad y en la participación política de las féminas, así como los esfuerzos que se hacen a nivel internacional para combatir la violencia de género.

Esta realidad denota un avance, pero también tenemos mucho por hacer si vemos por ejemplo que de los 193 estados miembros de la ONU, apenas 20 tienen presidentas o jefas de Estado, precisó.

Asimismo argumentó que, en el caso de la participación política de las damas en parlamentos, el 75 por ciento de legisladores son hombres y apenas el resto mujeres (25 por ciento).

En Cuba hay paridad total, incluso un poco más pues el 53 por ciento de la Asamblea Nacional está conformada por mujeres, pero esto no ocurre en la mayoría de los países, esclareció. Al hablar sobre los derechos, opinó que queda mucho por hacer en este asunto, especialmente en el asociado a la economía ‘pues el promedio mundial no es tan alentador porque hay una brecha salarial entre hombres y mujeres de alrededor del 20 por ciento’.

Las féminas, con igual capacidad e igual trabajo, ganan menos solo por su condición de mujer. Entonces falta mucho por hacer a favor de su empoderamiento económico, enfatizó.

Según Espinosa, para combatir la violencia se ha avanzado con mejores marcos normativos, regulatorios y leyes, sin embargo, dolorosamente estos niveles se han incrementado.

El número de feminicidios, y de mujeres y niñas afectadas por la violencia son una de cada tres en el planeta. Entonces en esto el camino a recorrer aún es largo, insistió.

De lo que se precisa fundamentalmente es de una transformación cultural de la sociedad. Yo creo que hay que combatir fuertemente el machismo y las formas de discriminación y eso es parte de un cambio social necesario, reflexionó Espinosa.

La alta funcionaria consideró que existe un factor adicional que estamos viendo en algunos aspectos y es una suerte de regreso al pasado.

Es decir, estamos perdiendo espacios y hay ciertos actores de la sociedad que quieren volver al siglo XIX o al Pre Beijing, que fue la última conferencia de Naciones Unidas sobre los derechos de las mujeres.

Celebrada en China en 1995, la cita marcó un importante punto de inflexión para la agenda mundial de igualdad de género y constituye un programa en favor del empoderamiento de la mujer.

Siempre hay que estar atentos a estos temas y contamos con Cuba para ayudarnos junto con otros países a firmar y fortalecer la agenda de género, indicó.

CUBA, UN REFERENTE INTERNACIONAL

En la entrevista con Prensa Latina, la presidenta de la Asamblea General de la ONU encomió el trabajo de Cuba para generar mecanismos de adaptación al cambio climático y consideró que es un referente mundial.

Si se ve el aporte mundial de emisiones contaminantes, Cuba es un país que prácticamente no contribuye al cambio climático, pero es una víctima de este fenómeno. Así y todo tiene un plan ambicioso (Tarea Vida), que es un ejemplo a seguir por las demás naciones, afirmó.

De acuerdo con la excanciller ecuatoriana, Tarea Vida – programa de Estado sustentado sobre una base científica- es un ejemplo de plan intersectorial para generar mecanismos de adaptación al cambio climático.

Al hablar sobre lo que se hace en ONU para avanzar más en respuestas a este fenómeno, dijo que se cuenta con el Acuerdo de París adoptado hace tres años, considerado una iniciativa ambiciosa que países como Cuba suscribieron.

Cada nación firmante se comprometió a presentar un plan con el propósito de reducir emisiones, pero también para mejorar su adaptación al cambio climático y construir sociedades más resilientes, enfatizó Espinosa.

Sin embargo -acotó- haciendo la aritmética, ahora el panel intergubernamental de cambio climático dice que no es suficiente. Las promesas que cada país hizo no son suficientes y debemos escalar en la ambición para reducir emisiones que contaminan el planeta.

A criterio de Espinosa, los grandes retos están en movilizar los recursos necesarios, sobre todo para los pequeños estados insulares en desarrollo.

Sobre la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, adelantó la celebración en septiembre próximo de la primera cumbre a nivel presidencial de evaluación de cumplimiento de ese plan de acción.

En este tema tenemos casos exitosos y países que están más atrasados que otros. Hay naciones enteras que pierden el 80 por ciento de su infraestructura y lo que han construido por efectos del cambio climático, reflexionó.

Yo creo que hay varios obstáculos. No hemos avanzado con la rapidez que se pensaba, aunque hay casos alentadores como el de Cuba que ha conectado la Agenda 2030 con el plan nacional de desarrollo económico y social.

Al respecto aseveró que ‘hay una coincidencia enorme y virtuosa entre agendas y la voluntad política para cumplirlas’.

FRUCTÍFERA VISITA A CUBA

De fructífera calificó Espinosa su visita a Cuba, país que considera un actor indispensable y aliado del sistema multilateral.

Ha sido una visita fructífera, en la cual he tenido una agenda intensa y completa que ratifica la relación estrecha de cooperación entre el sistema de Naciones Unidas y Cuba, significó.

La excanciller ecuatoriana expresó que la isla caribeña es imprescindible para el fortalecimiento del sistema multilateral pues la ONU necesita de países como este.

La alta funcionaria manifestó estar muy complacida con su visita, la cual aseguró ‘nos compromete a seguir trabajando de manera más estrecha’.

Nuestro sistema está operando plenamente en Cuba y el propósito de nuestras agencias y programas es acompañar al gobierno nacional en sus prioridades y necesidades, pues estamos en el momento ideal para hacerlo, puntualizó.

Al detallar algunas actividades, ponderó los encuentros con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel; el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y el titular de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

También se reunió con representantes de la Federación de Mujeres Cubanas, organización creada en 1960 para trabajar por el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en todos los ámbitos y niveles de la sociedad.

Como parte de su agenda, Espinosa visitó el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, ofreció una conferencia en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales y realizó un recorrido por el Centro Histórico de La Habana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *