En Venezuela se profundiza la crisis de gobernabilidad

(13/03/2019)

Más de tres días sin electricidad, fallas en el servicio de agua, colapso en los hospitales, sin servicio telefónico, con saqueos en algunos comercios, sin transporte público, decenas de fallecidos por falta de asistencia hospitalaria; sin medios de pagos para comprar bienes de primera necesidad, represión a los conatos de protestas, transacciones en moneda extranjera, ninguna información al respecto, y un estado generalizado de calamidad se instaló en el país y adueñó de la realidad, no vislumbrándose una perspectiva clara de cuándo se recuperará la normalidad.

Todo lo anterior viene a confirmar no sólo la incompetencia e irresponsabilidad del gobierno en el manejo de esta crisis. Queda también en evidencia que las inversiones millonarias en dólares que supuestamente se habrían hecho para hacer frente a la “emergencia eléctrica” del año 2009, fue una simple y escandalosa operación de corrupción que a esta hora mantiene en tinieblas a una buena parte del país y deja un servicio inestable en la ciudad capital y otras ciudades.

Frente a esta espantosa realidad, el Grupo Ávila comparte y aprecia lo expresado por el Grupo de Lima en su comunicado de fecha 10 de marzo y responsabiliza al usurpador Nicolás Maduro del colapso criminal del sistema eléctrico venezolano.

No habrá normalidad en el país hasta que no se deponga al usurpador e iniciemos un gobierno de transición que nos lleve a unas elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y supervisadas por la Comunidad Internacional, planteamientos éstos recogidos en el Estatuto que rige el proceso de transición aprobado recientemente por la Asamblea Nacional, actualmente el único poder democrático representativo y legítimo de Venezuela.

Fuente: Noticias El Imparcial

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *