Cáritas exhorta a gobiernos del mundo a trabajar por un desarrollo humano “integral y solidario”

La Pastoral Social Cáritas hizo un llamado a los gobiernos del mundo a trabajar por un desarrollo humano “integral y solidario”, tras recibir las recomendaciones de las distintas delegaciones de la organización en la región que surgieron en el Encuentro Latinoamericano y Caribeño, a propósito de los 50 años de la Encíclica Populorum Progressio (El desarrollo de los Pueblos).

En el encuentro, al que acudió la delegación venezolana, se reflexionó sobre el papel de la Iglesia en lo social, con el fin de dar aportes significativos que contribuyan al desarrollo de los pueblos, en especial, de los más necesitados.

Le puede interesar: Obispo de Puerto Ayacucho lamenta caso en cárcel de Amazonas: “Estas vidas han sido masacradas de una forma planificada” 

Christian Salazar, Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentó la Situación del Desarrollo Humano Integral en la región con una propuesta de Progreso Multidimensional y la Agenda 2030: hacia un desarrollo sostenible, destacando que los nuevos retos necesitan una nueva política pública de bienestar social con enfoque de derechos y de visión y de sostenibilidad, concluyendo que el crecimiento económico, por más dinámico, no resolverá los problemas estructurales de la región.

“Necesitamos impulsar una nueva arquitectura de políticas públicas que logren mitigar las vulnerabilidades y exclusiones”, “la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) representa una oportunidad histórica para avanzar en el desarrollo sostenible”, sostuvo Salazar.

Las delegaciones acordaron es imperativo revisar el actual escenario de inequidad y brechas que están llevando a aumentar la crisis en muchos países y elaboraron un comunicado en el que expresan:

“Exhortamos a los Gobiernos, a las empresas y el sector de la economía, a los políticos, a las instituciones democráticas que tienen la responsabilidad de generar políticas públicas para nuestros pueblos, a las comunidades eclesiales y a todos los discípulos y discípulas misioneras, a trabajar solidariamente por el Bien común, por un desarrollo integral y solidario; promoviendo la vida, respetando la naturaleza y nuestros ecosistemas como obra del Creador, sabiendo que no podrá haber desarrollo sin el respeto de la creación, sin una mayor valoración de las culturas indígenas y las creencias ancestrales de nuestros pueblos”.

 Fuente : Redacción NTN24 Venezuela

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *